Selección de mercado e idioma

Por favor seleccione nuestro sitio web internacional, si su país no aparece.

En cuanto seleccione el país, Vd. abandona la página actual del país. Por favor no olvide que la gama completa de los productos no está disponible en todos los países!

Puertas de persiana de acero anti-incendios Firetex

Las puertas de persiana de acero Firetex para el sector industrial y comercial ofrecen protección contra el fuego y también el humo. Son destinadas para el uso interior, donde proporcionan una protección segura, funcional y fiable contra los incendios. Cumplen con los reglamentos de edificación y los requisitos de los sistemas de seguridad.

Puertas de persiana de acero anti-incendios Firetex 240, con protección “2 a 4 horas”

La puerta de persiana de acero Firetex 240 resiste al fuego hasta durante cuatro horas, y está diseñada para ser utilizada en zonas interiores poco frecuentadas. Las puertas de persiana pueden ser programadas de tal forma que se cierren automáticamente, en caso de una alarma de incendio o corte de luz, mediante un sistema de reacción de emergencia actuado por gravedad. La puerta viene equipada con un sistema patentado de detección de humo, y cumple con la norma británica BS476, parte 22. El material utilizado para fabricar la puerta cumple con la clasificación A2 de protección contra incendios (incombustible).

Puertas de persiana de acero anti-incendios Firetex 60 “con protección de una hora”

La puerta de persiana de acero Firetex 60 resiste el fuego hasta durante una hora en los pasillos/accesos interiores de dimensiones reducidas en modernas instalaciones comerciales e industriales. Estas puertas anti-incendio fabricadas con materiales más finos vienen equipadas con un compacto cobertor triangular biselado. Las puertas de persiana de acero Firetex han sido diseñadas para el uso en lugares interiores poco frecuentados, y cumplen con la norma británica BS476, parte 22. El material utilizado para fabricar la puerta cumple con la clasificación A2 (incombustible).


Hacia arriba