Selección de mercado e idioma

Por favor seleccione nuestro sitio web internacional, si su país no aparece.

En cuanto seleccione el país, Vd. abandona la página actual del país. Por favor no olvide que la gama completa de los productos no está disponible en todos los países!

Sistemas de puerta para los vagones de tren

La amplísima experiencia de Gilgen en el sector ferroviario, junto al acceso a una gama correspondiente de soluciones, garantizan la máxima eficacia y fiabilidad para los sistemas de puerta de ferrocarril.

Todos los proyectos ADP realizados por Gilgen se han llevado a cabo en el sector del ferrocarril. Gracias a esto, los sistemas cumplen con las normas y estándares correspondientes en cuanto a disponibilidad, fiabilidad, facilidad de mantenimiento y seguridad.

Todos los días, en todo el mundo, cientos de millones de personas utilizan los sistemas de transporte público. Suele ser la única manera rápida y cómoda, dentro de las grandes urbes, de desplazarse de un lugar a otro. El crecimiento explosivo del uso del vehículo privado hace que el transporte público sea cada vez más atractivo, aunque suponga grandes desafíos para la infraestructura.

Este desarrollo implica nuevos retos para el transporte de cercanías en ferrocarril:

  • Las ciudades en crecimiento necesitan más capacidad de transporte
  • Para incrementar la eficacia, se han optimizado los tiempos de subida y bajada, lo cual supone desafíos adicionales para los sistemas de puerta

De esta manera, las puertas de tren altamente disponibles y fiables suponen un factor imprescindible para garantizar la operación eficiente de un sistema de ferrocarril.

Los requisitos especificados en cuanto a diseño mecánico y capacidad de carga varían de un proyecto a otro. Es por eso que estos componentes siempre se desarrollan y se ponen a prueba según las especificaciones de cada cliente.

En cuanto a los módulos funcionales, como los sistemas de control y de actuación, Gilgen cuenta con una larga experiencia, así como también con soluciones comprobadas en la práctica. Esto garantiza el cumplimiento de los requisitos más exigentes en cuanto a disponibilidad y fiabilidad.

Hacia arriba